La Verdad Absoluta

INTRODUCCIÓN

Cuando se habla de una única verdad, se hace referencia a una verdad absoluta, esto es aquella que no depende de nada, en este mundo no se esta muy familiarizado con este tipo de verdad, dado que todo se mueve con verdades relativas, por ejemplo, en el conocimiento del planeta, hace algunos siglos se creía que la tierra era plana, así como que ésta era el centro del sistema solar, también que su órbita era circular, etc.; durante un tiempo se creyó que esto era así, y eran condenados a muerte los que no pensaran de esta manera. Sin embargo, con el paso del tiempo, esta concepción de la realidad cambio al realizar observaciones que mostraron algo diferente y que contundentemente mostraron evidencia de lo erradas que eran estas ideas; este proceso se ha repetido en distintos campos de la ciencias, y el común denominador que se ha tenido para llegar al conocimiento que hoy se tiene, es que se han aplicado los siguientes atributos: amor (para comprometerse en la búsqueda), esfuerzo (para abrir la mente a otras posibilidades), armonía (para unificar diferentes formas de pensamiento), sinceridad (para reconocer que no siempre se está en lo correcto), confianza (para valorar cada avance que se tiene por pequeño que sea), verdad (para no fantasear) y humildad (para reconocer que se tienen límites), estos son los ingredientes principales para acercarse a la verdad absoluta. Aun así, se observa que no se conoce nada en su totalidad, sólo se alcanza a vislumbrar de forma muy limitada la verdad absoluta. Esto no debería desanimar, ya que en realidad se esta más cerca de la verdad absoluta que antes.

Al tratar de entender todos estos proceso que el hombre pasa; casi siempre el hombre observa y la naturaleza le transmite algo, lo cual hace que este piense y formule explicaciones a fenómenos existentes en base al conocimiento que dispone y su propia lógica, frecuentemente estas ideas no llevan a nada y posteriormente son desechadas; sin embargo hay otras ocasiones donde el hombre sólo contempla las maravillas de la creación y recibe de ésta inspiración, la cual entra dentro de él y por procesos que más adelante se entenderán, surgen de lo más profundo de él ideas tan novedosas, que muchas veces van en contra de lo establecido en el momento y resultan ser ciertas.

Si se analiza esto, se puede ver que el hombre por sí mismo no puede conocer nada, todos los procesos mentales, como deducciones, ideas, reflexiones, especulaciones no nacen de la nada, se tuvo que interactuar con algo, esto no fue creado por el hombre de la nada, y si alguien dijere que esto no es así, que efectivamente él puede crear cualquier pensamiento de la nada, entonces estaría en la posición de creador, y bajo este razonamiento podría pensar que él se creó así mismo de la nada, y estaría en una posición de tener control total, a tal grado que él podría asegurar que es por su voluntad que él se despierta a la vida cada día y así también él puede decidir cuando partir de este mundo, además de lograr todo lo que se propone sin errores, dado que él puede controlar todo. Sí, esto fuese así, se tendría la capacidad de seleccionar las mejores condiciones de vida antes de nacer, en la experiencia se sabe que esto no es así. No se puede elegir en que familia nacer, ni el tiempo en que se va a nacer, así también en cosas más simples como planear el día siguiente, la mayoría de las veces se observa con frustración, que nada de lo que se planea sale como se esperaba, lo mismo pasa con respecto a los días en que se va a vivir, hay muchas historias de personas que emprenderían algo al siguiente día y ya no despertaron más -que seamos librados de esto-, así como estos hay infinidad de ejemplos, el punto aquí, es que ningún hombre tiene el control de nada. Lo único que si se puede decir en base a la experiencia que se tiene, es que cada día trae consigo un reto, y cada uno de estos es en la justa medida de lo que se puede comprender, soportar y resolver.

En base a lo anterior, se llega a la conclusión de que la vida de cada ser humano es un conjunto de pruebas. Estas pruebas pueden ser de dos tipos: comunes y personales. Dentro de las pruebas comunes están todas aquellas, que todo ser humano debe pasar, por ejemplo, se puede mencionar el proceso de la concepción, desarrollo y nacimiento de un nuevo ser humano. Se sabe que para que un nuevo ser llegue a la vida, éste tiene que competir contra otros, esto es la carrera de los espermatozoides, es de conocimiento común que todo ser humano que hoy se encuentra con vida, fue el primer espermatozoide en llegar a la meta, que en esta etapa consistió en llegar al óvulo, ésta de alguna manera fue la primer misión a cumplir, se soportó lo que hubo que soportar y finalmente se llegó al resultado, que fue la fertilización del óvulo; luego de forma casi inmediata, se obtuvo la siguiente misión que consistía en aferrarse a la vida, hasta los siguientes meses en los que se completaría el desarrollo y crecimiento, para que finalmente ese nuevo ser saliera a la luz; y no termino ahí, una vez estando afuera, ahora el reto era hacer funcionar los pulmones y así respirar aire por vez primera. Al analizar esto a detalle se ve que la vida desde un principio no es sencilla, y esto no cambia, ya que una vez que se nace, siguen pruebas que se tienen que afrontar durante la niñez, la adolescencia, la juventud, la madurez y la vejez. Estas pruebas serán particulares o individuales y dependerán del ambiente en que se este. Si se mira hacia atrás, se puede ver que lo largo del tiempo de vida que se tiene, se han pasado muchas pruebas, que han posicionado a cada uno en el lugar donde hoy se encuentra, y con seguridad que éstas pruebas seguirán. Esto nos revela algo interesante, hace ver que dentro de cada persona existe un potencial casi infinito, y cada prueba que se tiene hace que sea uno consciente de fortalezas que se poseen, las cuales serán empleadas en la siguientes pruebas, que a su vez revelarán otras fortalezas más.

Aquí surgen las siguientes preguntas: ¿Por qué todo en la vida es una prueba? ¿Por qué es importante ser consciente del potencial que se tiene? ¿Quién o cómo se determina esto? Estas preguntas no son tan simples de responder. Antes de dar respuesta a lo anterior, se analizarán algunas de las teorías sobre el origen de la vida. La primera de estas, es la teoría de la generación espontánea, antiguamente era una creencia profundamente arraigada descrita por Aristóteles. La observación superficial indicaba que surgían gusanos del fango, moscas de la carne podrida, organismos de los lugares húmedos, etc. Así, la idea de que la vida se estaba originando continuamente a partir de esos restos de materia inorgánica se estableció como lugar común en la ciencia. Hoy en día la comunidad científica considera que esta teoría está plenamente refutada. Algunos de los experimentos realizados fueron: en 1600 Francesco Redi, hizo una serie de experimentos, donde demostró que las larvas de la carne putrefacta se desarrollaban de huevos de moscas y no por una transformación de la carne, como afirmaban los partidarios de la abiogénesis. Los resultados de Redi fortalecieron la biogénesis, teoría que sostiene que: "el origen de un ser vivo solamente se produce a partir de otro ser vivo". En la segunda mitad del siglo XIX Louis Pasteur demostró que los microorganismos que se observaban tras hervir un caldo nutritivo y dejarlo a la intemperie, no provenían de la generación espontánea, sino que son transportados por el aire y estos se generan cuando el alimento entra en contacto con éste, generando así la putrefacción. Gracias a Pasteur, la idea de la generación espontánea fue desterrada del pensamiento científico y a partir de entonces se aceptó de forma general el principio que decía que: "todo ser vivo procede de otro ser vivo".

La teoría del mundo de hierro-sulfuro es una hipótesis sobre el origen de la vida enunciada por Günter Wächtershäuser, el propone que en la formación de la vida intervienen especies químicas y compuesto de hierro y azufre. La idea es que una vez que se establece un ciclo metabólico primitivo, éste comienza a producir compuestos cada vez más complejos. La idea clave de la teoría es que la química primitiva de la vida no ocurrió en una disolución en masa en los océanos, sino en la superficie de minerales. (por ejemplo pirita) próximas a fuentes hidrotermales. Algunas de las ideas fundamentales de la teoría del hierro-sulfuro se pueden resumir en la siguiente receta breve para crear vida: Hervir agua. Agitarla en sulfuros de hierro y níquel. Burbujear gas de monóxido de carbono y sulfuro de hidrógeno. Esperar a que se formen los péptidos. Tanto el ácido acético como el pirúvico son sustratos claves del ciclo del ácido cítrico. En 1997, Wächtershäuser y Claudia Huber mezclaron monóxido de carbono, sulfuro de hidrógeno y partículas de sulfuro de níquel a 100°C y demostraron que se podían formar aminoácidos. Al año siguiente, utilizando los mismos ingredientes fueron capaces de producir péptidos.

Una de las teorías más aceptadas sobre el origen de la vida en nuestro planeta, es la del caldo primordial, ésta fue propuesta por el biólogo ruso Aleksandr Oparin, que en 1924 postuló la hipótesis de que el origen de la vida se debe a la evolución química gradual a partir de moléculas basadas en el carbono, todo ello de manera abiótica. Esta teoría fue llevada a la experimentación en 1952 por Stanley Miller y Harold Clayton Urey en la Universidad de Chicago; el experimento se basa principalmente en reproducir en un lugar hermético las condiciones que se dieron en la tierra hace millones de años junto con el caldo primitivo, es decir, los elementos en las proporciones en las que se encontraban entonces. El líquido, rico en compuestos orgánicos, se compone de carbono, nitrógeno e hidrógeno mayoritariamente, expuesto a rayos ultravioletas y descargas eléctricas. El resultado es que se generan unas estructuras simples de ARN, en su momento versión primitiva del ADN, base de las criaturas vivas. Parte de este resultado dio origen a la teoría dawkinsiana (no darwiniana) de la evolución.

De las teorías anteriormente expuestas se puede llegar a dos conclusiones, que nada sea crea de la nada por sí sólo, y que todo tiene un orden establecido, ya sea que hablemos de la receta del Dr. Günter Wächtershäuser o la receta del caldo primordial. Al analizar esto se puede ver que hay un 'Agente Externo', que determina los principios básicos para generar existencia, llamemos a estos principios leyes naturales. Del mismo modo, si usted vive a lado de un terreno baldío y viaja un par de meses y cuando regresa ve que en lugar del terreno baldío hay ahora un edificio, ¿Pensaría que fue esto cosa del azar? Le creería usted a un vecino que le dijera que ayer no estaba, y que simplemente hoy apareció. Ciertamente usted sabe a primera instancia que esto llevo tiempo y que hombres estuvieron involucrados ahí, que diseñaron, planearon, construyeron, etc. ¿Cierto? Muy bien con ese mismo sentir, ahora apliquemos eso mismo a la creación. Si observamos que hay un orden en la creación, que esta se rige por leyes naturales, no podemos pensar que esto es cosa del azar, si fuese así, usted tendría un árbol de limón que daría peras un año, manzanas otro año, mandarinas el siguiente y cada año tendría un producto diferente, lo mismo en los seres vivos, su perrita embarazada daría a luz un lindo burrito, esto sería azar. Lo cierto es que nada en este mundo es así, todo tiene un orden, lo cual muestra que hay un 'Creador de todo', un 'Diseñador de todo', o lo que muchos llaman una 'Mente Maestra', 'Naturaleza' o 'Consciencia Universal' que dirige todo lo que conocemos en el universo, este 'Agente Externo' que da vida a todo, este 'Ente' es quien da la vida y quien la quita, quien determina la forma, composición y todas las demás característica intrínsecas y extrínsecas de cada cosa creada, es este Creador quien a determinado la leyes naturales, Él es quien a puesto en cada cosa creada parte de Su esencia, esta esencia es la vida, que se manifiesta en los 4 reinos que ha creado: mineral, vegetal, animal y parlante (Ser Humano).

Al entender que existe un Creador bendito Es, quien dirige esta orquesta que llamamos universo, deja de ser importante todas aquellas teorías que hablan sobre el origen de la vida, formación de planetas, continentes y demás. Porque en primera instancia, quien determina todo es el Creador del universo, a Quien llamaré D-s, Él es quien determina las leyes que le rigen, y puede también hacer que en determinados casos estas no se cumplan (como la partición del Mar de Suf, relatado en el libro de Shemot), Él es el que tiene control y supervisión individual de toda Su creación. Esta creación no es estática, sino que a cada instante esta siendo renovada, de tal manera que cada cosa es creada de la nada por Él bendito Es, es así como el creó el tiempo (mediante el cual podemos contemplar Sus maravillas) y el puede determinar cambios en los patrones de la naturaleza (hacer que la estéril de a luz, como el caso de Sará y Rajel en el libro de Bereshit), o volver a la vida a muertos (como el relato de los huesos secos en el libro del profeta Zejaría), Él bendito Es, es Todopoderoso y Omnisciente. Él es quien determina con una perfección infalible cada situación en la vida de todas Sus criaturas. ¿Por qué hace esto? El Sagrado libro del Zohar dice que la finalidad de toda la creación es que el Santo bendito Es, quería revelar Su compasión, es esta la razón por la que creó todo cuanto existe, dado que los otros mundos creados por Él bendito Es (como el mundo donde reciden las almas), están llenos de Divinidad, a tal grado que era necesario crear la materia, para que todas Sus criaturas, pudiesen obtener beneficio de Su infinita bondad y misericordia, ya que es en este mundo material, dónde se hace necesario esto a cada instante. Esto se debe a que Él bendito Es, se encuentra oculto en Su creación para permitir al hombre tener libre albedrío.

Recapitulando un poco, se ha observado que este mundo se rige por una serie de leyes que ordenan todo cuanto existe, y se ha visto que esto no pudo surgir de la nada, por lo que, se llegó a la conclusión de que existe un Creador, el cual ha creado todo y tiene supervisión de toda Su creación, desde el más pequeño hasta el más grande, dotando a cada uno de Sus creados con un potencial y propósito específico, ya que el Creador bendito Es, tiene un plan maestro, donde el hombre es el encargado de llevar este mundo a la perfección que el Santo bendito Es desea, como se relata en el libro de Bereshit 1.26-31: "Y dijo D-s: “Hagamos un hombre a nuestra imagen y a nuestra semejanza, que gobierne sobre los peces del mar, sobre las aves de los cielos, sobre el ganado, sobre toda la tierra, sobre todo insecto y sobre todo animal que se arrastra sobre la tierra”. Y D-s creó al hombre a Su propia imagen. Lo creó a la imagen de D-s. Los creó macho y hembra. Y los bendijo D-s diciéndoles: “Procread y multiplicaos. Colmad la tierra, sojuzgadla y dominad a los peces del mar, a las aves de los cielos y a todo animal que se arrastra sobre la tierra”. Y dijo D-s: “He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la faz de la tierra y todo árbol que tiene frutos y que da simiente, lo cual será para vosotros como alimento. Tanto como a toda bestia terrestre, toda ave de los cielos y todo lo que se mueve sobre la tierra animado por un alma viviente, todo vegetal, los he dado por alimento”. Y así fue. Y vio D-s todo lo que había hecho y he aquí que era muy bueno, y hubo anochecer y hubo mañana, sexto día”. En estos versos se dice que el hombre es hecho a imagen y semejanza de D-s, esto significa que el hombre es únicos en este mundo inferior, como lo es el Santo bendito Es en el mundo superior. Y como tal, tenemos una responsabilidad muy grande de cuidar y proveer de bienestar a todo cuanto habita en este mundo, esa es la razón principal, por la cual el Santo bendito Es, ha proporcionado un potencial casi infinito a cada ser humano, para que cumplamos con la tarea que nos ha encomendado. Los sabios de Israel de bendita memoria dicen, que cada ser humano debe imitar al Creador bendito Es, porque esa es Su voluntad, de tal manera que cada ser humano debe ser benévolo, porque el Santo bendito Es, es benévolo, todo ser humano debe ser misericordioso, como el Santo Creador lo Es, y así imitar cada una de las cualidades que Él bendito Es tiene.

Ahora bien el potencial que D-s a puesto en cada ser humano, es único, lo cual hace que cada ser humano tenga un propósito específico, de tal manera, que lo que a una persona le corresponde hacer, no lo puede hacer ninguna otra. Cada uno tiene una función específica, ya que todos somos como un cuerpo, donde algunos les corresponde ser manos, a otros pies, a otros piernas, a otros cabeza, etcétera. De tal manera, que cada uno, debe saber el lugar que le corresponde en este mundo, y no tratar de usurpar la función de otro, si se es nariz, no se debe actuar como boca, dado que el potencial que se tiene es para ser la mejor nariz, que se puede ser, y al querer ser boca, solo se alcanzará la frustración  dado que no se tiene tal potencial. Entonces, dado que tenemos una función determinada, es así como el Santo bendito Es, en Su infinito amor, benevolencia y misericordia, frecuentemente prueba a cada ser humano, para perfeccionarlo y se convierta en la mejor versión de lo que debe ser. Enseñan los sabios de bendita memoria, que al final de los tiempos, cuando sea llamado cada ser humano a rendir cuentas, no se les preguntará porque no fueron como Moshé nuestro maestro, sino porque no fue la mejor versión de quien tenía que ser, por lo que, dejan en claro que no se debe buscar imitar o tomar el rol de otro u otros. Sino más bien descubrir quien se es, y trabajar en el propósito que ha sido encomendado para cada uno, ya que esta es nuestra misión personal.

Aparentemente parece que esta tarea de descubrir nuestro propósito o misión, es algo complicado. Sin embargo, no es así, el Santo bendito Es, ha entregado un manual ha través de Moshé nuestro maestro -que la paz sea con él-, el cual se llama instrucción (Torá), en este libro se describen todas las pautas que debe seguir el hombre para encontrar su propósito; el cual en resumen es conocer a D-s y apegarse a Él bendito Es, a través del cumplimiento de preceptos. Al hacer esto, toda la humanidad se hace una junto con Él bendito Es. Puede parecer que esto es sencillo, ya que sólo hay que hacer la voluntad del Santo Creador, y para lograr esto, sólo hay que estudiar y meditar en la bendita Torá y llevarla a la acción, ya que la finalidad de ésta, es guiar al hombre hacia el conocimiento de Él bendito Es, Quien es la Única Verdad Absoluta, el Gran '... Yo Soy El que Soy ...' (Shemot 3.14), Quien Es, Fue y Será siempre, la Única Verdad, el Eterno bendito Es. Esto revela mucha luz, y no debería haber problema para hacer Su voluntad, porque al reconocer que existe un Creador y que es Eterno; entonces se sabe que se tiene un dueño, se sabe uno vigilado constantemente y a la vez guiado, simple y sencillamente porque se tiene un Hacedor, un Padre. Lo cual pone de manifiesto nuevamente, que cada ser humano creado, tiene un propósito único, puesto que cada ser humano es considerado hijo, y dado que cada hijo es único, nadie puede hacer lo que le corresponde a otro, esta misión personal, es lo que a cada ser humano le corresponde aportar a este mundo, que a su vez forma parte de un propósito trascendental, que es llevar a la perfección este mundo, para que este mundo pueda ser morada del Santo bendito Es. En otras palabras, cada uno es un super héroe  cuya misión en la vida es traer mejoras a este mundo, en esta tarea el Eterno bendito Es, le envía pistas al hombre en todo momento, para que vaya completando partes de esa misión trascendental, y lo ha equipado con una mente, para que pueda resolver todos los acertijos que se le presentan, a través de dificultades, fracasos o éxitos, ya que cada suceso es un mensaje de el Santo bendito Es y tienen como finalidad acercarlo más y más a Él; además le ha proveído de un cuerpo que lo acompañará durante toda su vida, y le ayudará a alcanzar la corrección que debe hacer, tanto en su misión personal, como en la misión trascendental; y le ha dado un corazón que le impulsará a seguir los deseos que en él guarde, y cuyo estado idóneo de todo hombre, es que su deseo sea encontrar la Única Verdad, pues además de Él bendito sea por siempre, no existe nada, ni nadie más; como esta escrito en Devarim 4.35: "Se te mostró para que lo sepas, ..., que el Eterno es el verdadero D-s y que no hay otro fuera de Él". Y dado que esto es así, no hay mayor propósito en el hombre que servir al Santo bendito Es, como se nos dice en Devarim 6.4-5: "Escucha, Israel, el Eterno es nuestro D-s, el Eterno es uno y único. Y amarás al Eterno tu D-s con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas".

Si esto es así, entonces ¿Por qué no es fácil hacer su voluntad? La respuesta es porque se tiene libre albedrío, el Eterno bendito Es, cuando hizo al hombre no buscaba esclavos, ni hombres que no tuviesen voluntad, el buscaba socios, entes que decidieran por sí mismas seguirle, no por miedo o coersión. Él bendito Es, es el Rey del universo, y quiere tener súbditos que le amen y teman, por Ser quien Es. Esa es la razón por la que Él bendito Es, creó al hombre a Su imagen y semejanza, para que tuviese la capacidad de elegir la vida por sí mismo, y para que esto fuese posible, Él bendito Es colocó en el hombre un alma animal (Yetzer Hará), que es similar al alma de los animales, esta corresponde al instinto de supervivencia, esta alma ésta conectada con el cuerpo, por lo que busca siempre satisfacer los deseos de este (comer, beber, etc.). Todos los deseos naturales están arraigados en esta alma, la cual busca brindar la mayor cantidad de placer al cuerpo, por lo que lleva al hombre a buscar su propio bien, llegando a vivir sólo para si mismo, esta alma acompaña al hombre desde que nace hasta que muere. Tiempo después, el bendito Creador hace descender el alma divina (Yetzer HaTov) en el hombre (a los 12 años en la mujer y a los 13 años en el varón), el propósito de esta alma es que el hombre pueda despertarse y conectarse con esa chispa de verdad o parte de la esencia del Creador que esta dentro de él, la cual es la Verdad Absoluta que ha estado siempre dentro de él.

Para entender esto, es necesario reconocer que existe una dualidad dentro de cada ser humano. Un alma animal, que no es otra cosa más que el ego, cuya finalidad es la búsqueda de la satisfacción de los deseos, sin importar si esto es bueno para uno o los demás; además desea la mayor cantidad de placer posible, ya que su filosofía es: "... ¡Comamos y bebamos porque mañana moriremos!" (Yeshayahu 22.13), y todo esto quiere alcanzarlo al menor esfuerzo. En contraposición, el alma divina, busca siempre el bien común y los placeres eternos, que le dan sentido a la vida, y que frecuentemente requiere de un gran esfuerzo. Esto lleva a que se tenga la conciencia, de que siempre hay dos caminos disponibles, el camino de la vida (verdad) y el camino de muerte (falsedad); esto mismo, se lee en Bereshit 6.7: "Si haces el bien, ¿No habrá un privilegio especial? Y si no haces el bien, el pecado se agazapa a la puerta. Te anhela vehementemente, pero tú puedes dominarlo”. Entonces, se aprecia que existen dos caminos, uno real y otra imaginario, sin embargo no es fácil determinar cual es la verdadera realidad, debido a que la que es imaginaria tiene mucho de la real, y existe una relación directa entre una y otra, éste problema ayuda a comprender el concepto de mentira o falsedad, ya que es bien sabido que para que una mentira sea creída debe poseer parte de la verdad, de ahí esa frase que dice: "Es más fácil engañar a alguien, que convencerle de que fue engañado", esto es porque existe una relación muy grande entra ambas, y dado que dentro de cada ser humano está la verdad (alma divina) y es esa parte de uno, la que hace que identifiquemos partes de la verdad, pero dado que esta esclavizada por la falsedad, no se alcanza la claridad suficiente para discernir lo verdadero de lo que es falso cuando están mezclados. Esto es porque en cada ser humano, el alma animal de forma natural toma el control, ya que ésta está conectada con el cuerpo y es la que motiva al hombre a buscar todo tipo de placeres en éste mundo. Esta esclaviza al alma divina, ya que por naturaleza viene activada a su máxima expresión cuando nacemos, ya que es la capacidad de recibir del hombre, por lo que, si ese nuevo ser no es educado correctamente desarrolla un egoísmo, que más tarde le dará grandes problemas, ya que creerá que él se merece todo y exigirá de todos todo, desconectándose de su alma divina, que es lo equivalente a desconectarse del Santo bendito Es, creyendo que él es un dios y es superior a los demás; no es necesario hablar más al respecto, dado que en nuestros tiempos desafortunadamente es común encontrar este rasgo en las personas.

De esta manera, puede verse que el 'ego' es la raíz de todos los problemas en el hombre, y es quien esclaviza al alma divina, y a mayor medida conforme se le permite al alma animal tomar un mayor control, ya que hace que el hombre se centre en la búsqueda de su bienestar personal a costa de lo que sea, creyendo que el propósito de la vida es disfrutar de todos los placeres, como dice el profeta Yeshayahu (22.13): "Y he aquí regocijo y alegría, matanza de bueyes y de ovejas, hartazgo de carne y de vino '¡Comamos y bebamos porque mañana moriremos!'", en esto no hay propósito alguno, éste es el engaño, ésta es la esclavitud del alma divina, lo cual se refleja, como el hombre siendo esclavo de sus propios placeres. Lo cual lo lleva a callar a su alma divina, porque es la consciencia que le reprende e intenta hacer que se despierte de su sueño y busque la verdad de su existencia, que se dé cuenta que no es un cuerpo, sino un alma. Esto frecuentemente incómoda al hombre, lo cual le lleva a generar razonamientos que justifiquen sus acciones, alejándose de ésta manera de la verdad, de la luz que guía su camino, entrando así en la obscuridad, que representa la búsqueda de los placeres que para él es el mayor bien; sin embargo, nada de lo que experimente lo llenará, ese vacío que lo motiva a buscar más y más placer, se tornará cada vez más grande, a tal grado que caerá a los lugares más bajos, llegando a hacer aquello que antes aborrecía por considerarlo no bueno, de esta manera llega a un nivel de impureza aun más bajo que el animal que considere más impuro, y todo esto porque a cambiado la luz por la obscuridad, la verdad por la falsedad, el bien por el mal, al decir que él es un cuerpo y no un alma, sobre esto el profeta Yeshayahu (5.20) advierte: "¡Ay de los que llaman al mal bien, y bien al mal; que cambian la obscuridad en luz y la luz en obscuridad; que tornan dulce lo amargo y amargo lo dulce!".

Es así, como vemos que la tarea del hombre es descubrir la verdad absoluta, porque esta es su verdadera esencia; en la siguiente sección, se estudiará los dos caminos para conectarse con el alma divina que esta dentro de nosotros, que es la conexión con el Santo bendito sea por siempre. Esta tarea sería fácil si el alma divina tuviese el control de todo el hombre; sin embargo, no es así, porque el hombre crece y es educado considerando que éste mundo es real, y que hay necesidades que simplemente no se pueden dejar, de tal manera que al alma animal, se le va dando control, ya que ésta es fortalecida con todos los excesos que se hacen en este mundo, de esta manera, al acostumbrarse el hombre a saciar todos sus deseos físicos más allá de lo que necesita, en realidad lo que esta haciendo es malcriando al alma animal, quien mantendrá cautiva al alma divina mediante el ego, hasta que el hombre se despierte y se anule a si mismo (destruya al ego), iniciando la búsqueda de su esencia y le otorgue el lugar que le corresponde, que es el control de todas sus acciones con un fin más elevado, entonces es ahí donde toda su realidad cambiará, toda su vida tendrá un sentido trascendental, ya que se dará cuenta que su misión es dar al mundo, en lugar de recibir, y al hacer esto le serán cumplidos todos aquellos deseos que hay en su corazón, porque finalmente esta en sintonía con el Eterno, Quien es la fuente de todo el universo.


Resumen

La Verdad Absoluta es aquella que no depende de nada y todo depende de ella, que para llegar a esta se requiere de ciertos atributos: amor, fuerza, armonía  sinceridad, confianza y humildad. Las cuales son cualidades que todo ser humano debe tener para alcanzar la Verdad.

El hombre no tiene control de nada y todos los sucesos que le llegan son hechos a su medida, para hacerle conocer que tiene un potencial casi infinito, y prueba de ello es que este potencial se materializa en fortalezas que no sabía que tenía.

Se observa en el universo un orden, lo cual lleva a determinar que hay un Diseñador y Creador de todo, que es el Eterno -Bendito Es- quien Es, Fue y por siempre Será; esto hace ver que todo ser tiene un propósito en la vida, que nadie es un accidentes de la creación, ni de nuestros padres, ni de nada, ni nadie más, ya que hay un Hacedor que provee a cada hijo de una misión única, que nadie más puede completarla, y al no hacerla llevarla a cabo, se esta privando al mundo de ese beneficio.

El hombre esta compuesto por dos almas: un alma animal y un alma divina, estas también son conocidas como inclinación hacia el mal e inclinación hacia el bien. El hombre por naturaleza tiene activada el alma animal, porque esta se encuentra conectada con el cuerpo y genera necesidades que buscan distraer al hombre de su misión trascendental; mientras que el alma divina intenta acercarlo más y más al Creador, porque esta es la verdadera esencia del hombre.


Finalmente la tarea del hombre es desarraigar al ego, el cual es la fuente de todos los problemas en el hombre, lo cual se consigue con la auto-anulación y la búsqueda de su verdadera esencia, que es dar a los demás. 


Yehoshua ben Jajamim

2 comentarios:

  1. estuve en un processo de arrepentimiento y aprendi en la cena intima con Jesus la misma verdad, confirmo que su palabra aqui.

    Soy Cristiana de Alemania

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. B"H. Gracias al Eterno, reciba bendiciones buenas y dulces siempre. Atte. Yehoshua

      Eliminar